VIVIENDAS TIPO 5

Inicio / e original / VIVIENDAS TIPO 5
VIVIENDAS TIPO 5

La vivienda tipo 5 fue diseñada inicialmente con orientación sur y para un máximo de cuatro ocupantes. Se construyeron 96 viviendas, en 10 hileras de entre 3 y 14 viviendas, con orientación sur y, en menor medida, este o noreste. Con una superficie útil de unos 60 m2, estas viviendas tienen en planta baja el salón y un aseo en la fachada principal, con orientación mayoritariamente sur, y la cocina al patio trasero, dando acceso al mismo. En planta superior se disponen dos dormitorios con huecos al sur.

La cimentación es de zapata corrida de hormigón y los muros de fachada de un pie de ladrillo y los medianeros de medio pie. Los huecos de fachada se resolvían con dinteles adovelados y, para aquellos de mayor dimensión, con cargaderos de hormigón. Contaba con una solera de hormigón en planta baja y el forjado era de viguetas hormigonadas in situ y bovedillas cerámicas con aportación de armaduras en los nervios entre bovedillas. La separación entre patios se llevaba a cabo mediante muros de ladrillo de medio pie con pilastras de un pie, enfoscados por ambas caras y pintados al silicato. La tabiquería interior era de ladrillo hueco sencillo y mortero de yeso negro.

La cubierta original, inclinada a dos o tres aguas, era de cerchas de madera, correas y tabla ripia, con cobertura de teja árabe sentada con mortero. En las sucesivas obras de las que ha sido objeto el conjunto, se amplió el vuelo del alero, y la cubierta original se cambió por cerchas metálicas apoyadas en los muros de carga de fachada, placas de fibrocemento con aislamiento térmico y tejas curvas y planas. Esta nueva cubierta, aunque aumentaba ligeramente las pendientes, mantenía el aspecto exterior. Los canalones y bajantes de cinc originales han sido igualmente sustituidos por elementos de PVC y hierro galvanizado.

La escalera original era de tres roscas de rasilla, la primera de yeso y las dos restantes de cemento, con peldaños de rasilla recubiertos de piedra artificial, al igual que los rodapiés. La fachada estaba enfoscada de mortero de cemento y pintada a la cal. Los muros y tabiques estaban guarnecidos y enlucidos de yeso en su cara interior, y pintados al temple en tonos claros, la cocina y el aseo tenían un zócalo de azulejo blanco de 20×20 cm, de 1,4 m de altura. Los techos estaban pintados al temple sobre guarnecido y enlucido de yeso aplicado directamente a la cara inferior de los forjados. Los pavimentos interiores eran de baldosa hidráulica recibida con mortero de cemento, con rodapiés de loseta de cemento. El pavimento de los patios consistía en un tendido de cemento despiezado en losetas sobre base de hormigón.

La carpintería original era de madera pintada al óleo. La puerta de entrada era lisa, de madera contrachapada, y las ventanas contaban con un vidrio plano sencillo, con espesor de 3 mm. Las ventanas en planta baja tenían rejas metálicas.

PLANOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies